OVARIOHISTERECTOMÍA (ESTERILIZACIÓN) EN LAS CONEJAS.

Conejas: esterilización

¿Por qué se recomienda esterilizar las conejas que no se vayan a utilizar para la reproducción?

Para prevenir multitud de problemas, los cuales se exponen a continuación:

1. Prevención del Embarazo.  Esta es la razón más común por la que los conejos son esterilizados. No se debe permitir la reproducción solo por diversión o educación. Hay que ser responsable y no criar, a menos que esté bien informado sobre el tema y esté dispuesto a asumir todas las responsabilidades que dicha actividad conlleva.

2. Prevención de Cáncer de útero.  Esta es la razón médica más convincente. En algunas poblaciones, el porcentaje de adenocarcinoma uterino (cáncer de útero) puede aproximarse a un 80% de las hembras, aunque la incidencia podría estar relacionada con la genética (dado que no se conoce el fondo genético de la mayoría de nuestros conejos, lo mejor es la prevención con una esterilización). El adenocarcinoma puede propagarse rápidamente a hígado, pulmones e incluso la piel no pudiéndose tratar entonces. Hay muchos casos de esta enfermedad cada año, algo que podría evitarse. Dado que rara vez se desarrolla antes de los 2 años de edad, debería realizarse la ovariohisterectomía antes de esa edad.

3. Prevención de piometra (infección de utero, con acumulación de pus), aneurisma (acumulación de sangre) y endometritis (revestimiento interno de útero inflamado).  Al igual que cáncer uterino, es más frecuente en conejas de más de 2 años.

4. Prevención de seudogestación (falsos embarazos)  Aunque esto no es médicamente dañino, puede ser estresante para el conejo que pasa por todas las actividades de su embarazo, incluyendo construcción del nido, producción de leche y protección agresiva de su territorio, lo que conlleva un difícil manejo. Algunos, también padecen una disminución del apetito y trastornos gastrointestinales.

5. Prevención de enfermedades mamarias.  El cáncer de la glándula mamaria no es común en conejas pero cuando se produce puede propagarse rápidamente y ser difícil de tratar. El cáncer de mama casi siempre se asocia al cáncer de útero. Otra enfermedad de glándulas mamarias común es la displasia mamaria o glándulas mamarias quísticas, en las que estas se llenan con un material quístico, lo que produce malestar.

6. Prevención de conducta agresiva.  Tanto machos como hembras pueden mostrar un comportamiento agresivo cuando son maduros sexualmente. Muchos conejos son dulces y fáciles de manejar cuando jóvenes pero con se hacen adolescentes (6-12 meses) pueden convertirse en animales que no les gusta que les toquen y quieren destruir todo lo que encuentran a la vista. Esta es su manera de aprender a protegerse a sí mismos y a sus familias, así como de establecer su posición social.

 

7. Prevención de rociado de orina. Tanto machos como hembras pueden rociar orina en superficies verticales para marcar su territorio. Machos maduros intactos hacen esto por lo menos 10 veces más frecuentemente que las hembras.  Además, la orina de un conejo macho sexualmente maduro puede tener un olor fuerte y desagradable para nosotros.

¿Cuál es la mejor edad para castrar o esterilizar?

Es mejor la castración o esterilización antes de la madurez sexual (4-6 meses en razas pequeñas o medianas y menos de 9 meses en  las grandes). No se recomienda la castración de conejos menores de cuatro meses de edad debido a que la cirugía puede ser más difícil debido al tamaño y la posición de los órganos reproductivos. No hay ningún beneficio para la salud a la castración antes de cuatro meses de edad. Sin embargo, hay un beneficio en las hembras de esterilización antes de los dos años de edad para reducir la incidencia de la enfermedad del útero y glándula mamaria.

La madurez sexual puede apreciarse de muchas maneras, incluyendo: visualización de los testículos en los sacos escrotales, vulva bien desarrollada, condición corporal madura y por los cambios de comportamiento, como el rociado de orina y aumento de la agresividad. El veterinario podrá recomendar algunas pruebas sencillas antes de la cirugía, especialmente si la mascota es más vieja o ha tenido otros problemas médicos. No se recomienda la realización de procedimientos de castración rutinaria en los animales obesos o con otra enfermedad, debido a que estos conejos se encuentran en mayor riesgo de complicaciones quirúrgicas. El peso se debe reducir y cualquier condición de enfermedad gestionada antes de tener el procedimiento quirúrgico.

¿Cuándo pueden ponerse las conejas nuevamente con conejos machos, tras la esterilización?

Los machos castrados no se deben poner en contacto con hembras intactas durante al menos 3 semanas después de la castración. Es importante tener en cuenta que los conejos machos todavía pueden tener espermatozoides vivos en el conducto deferente, que no se pueden extirpar durante la cirugía. Los espermatozoides en estos conductos puede vivir durante dos semanas. Además, los niveles sanguíneos de testosterona disminuyen lentamente después de la castración y los conejos machos seguirán intentar aparearse con las conejas durante varias semanas después de la extirpación de los testículos. Hay que considerar que cuando se ponen dos conejos juntos, independientemente de las circunstancias, se deben vigilar muy de cerca en busca de signos de agresión pues los conejos agresivos desatendidos pueden causar lesiones graves y en ocasiones fatales.

Mis recomendaciones respecto a las anestesias, obviamente, dirigido a seguidores veterinarios son las siguientes:

1. Continua monitorización de la temperatura corporal pues desciende rápidamente tras la anestesia, especialmente si se abre abdomen. La hipotermia puede ser fatal. Se recomienda rodear al animal con plásticos de burbujas (se usan para envolver objetos frágiles). Evitar uso excesivo de alcohol para desinfección previa pues predispone a la hipotermia.

2. La cabeza y tórax deben estar elevados pues el peso de las vísceras abdominales pueden comprometer la respiración.

3. Pre-anestesia que incluya: hemograma, proteínas totales, glucosa, creatinina, urea, bilirrubina total, fósforo, potasio, ALT y FAS.

 

Mis recomendaciones respecto a las cirugías, obviamente, dirigido a seguidores veterinarios son las siguientes:

1. Tener en cuenta la edad y tratar de demorar para reducir peso en las hembras que tengan sobre peso u obesidad.

2. Se deben tener en cuenta la anatomía, muy diferente de otras especies. Se debe tener precaución de no dejar ovarios o parte de ellos inmersos en la grasa. Cada cuerno uterino tiene un cérvix. No hay un cuello uterino único, como en otras especies. El mesometrio es muy graso, lo que dificulta la visualización de los vasos sanguíneos, que además se hacen más difíciles de ligar. Es mucho mejor contar con un sistema de sellado y corte (Ligasure) o al menos sellar con grapas quirúrgicas.

3. La uretra se abre en el extremo proximal del vestíbulo vaginal.

4. No se debe comprimir vejiga para vaciarla durante la cirugía pues incrementa el riesgo de rellenar el vestíbulo de orina, la cual puede drenar directamente en abdomen cuando el útero es escindido.

5. Después de identificar la línea alba, elevar musculatura de pared antes de comenzar a cortar con el bisturí, teniendo extremo cuidado de no cortar el ciego o la vejiga, que se encuentran presionado la pared abdominal desde el interior.

6. No confundir útero con asas intestinales. El útero es de color rosa y plano, a diferencia de intestinos más oscuros y redondeados.

7. El útero hay que exteriorizarlo. Los ligamentos ováricos son largos y se puede extraer el útero sin dificultad pero esto hay que hacerlo con mucha delicadeza.

8. Si no se ven los ovarios al final de cada cuerno uterino, palparlos (como guisantes) en asociación con la grasa. Entonces disecar el tejido graso y ligar el pedículo (el autor siempre sella con el sistema Ligasure, dado la inmejorable seguridad que ofrece pero se podrían utilizar grapas). Cuidado no tirar mucho de ligamentos ováricos pues se desgarran fácilmente. Ligar todos los vasos del mesometrio o sellar con grapas o Ligasure.

9. Si la ovariohisterectomía se realiza porque la coneja tiene una neoplasia, habría que retirar el útero hasta el borde caudal de los cuellos uterinos. Cuidado con los uréteres a este nivel. Si es una cirugía preventiva, se puede hacer proximal (el autor lo prefiere así). En el primero de los casos, hay que asegurarse que el útero queda herméticamente cerrado, con doble sutura y suturas transfixiantes, chequeando que no queda nada sangrando antes de cerrar (para evitar despistes, siempre hay que contar las gasas o torundas antes de la cirugía y antes de cerrar abdomen. Sería imperdonable dejar una gasa en abdomen, así que para los veterinarios despistados, mejor usar siempre compresas con líneas radiopacas que se puedan detectar mediante radiografías).

10. Sutura interrumpida para el cierre de pared abdominal y continua para el tejido subcutáneo. La piel, mejor con sutura intradérmica para evitar que la coneja haga “de las suyas” con los puntos. Es recomendable administrar metoclopramida para evitar ileo posquirúrgico.

No olvidemos:

  • Las conejas tienen un útero que se compone de dos tubos largos con un ovario en un extremo y un cuello uterino en el otro.
  • Tienen dos cuellos uterinos, a diferencia de los gatos, los perros, los humanos y muchas otras especies que sólo tienen uno.
  • Se hace una incisión justo debajo de ombligo, y el útero y las estructuras asociadas se tiran suavemente hacia fuera del abdomen a través de esta incisión.
  • Los vasos sanguíneos que irrigan el útero y los ovarios y se atan con material de sutura o, mejor,  con grapas quirúrgicas o sellado y corte de tejidos (el autor utiliza el Sistema  “Ligasure”) y se retiran los órganos reproductivos. La incisión se sutura con dos o tres capas de material de sutura.
  • Dado que los conejos tienen incisivos que cortan muchos materiales, es mejor una sutura intradérmica. De esta manera, el conejo no tiene nada que masticar o retirarse.

 

Los propietarios deben saber:

1. Que muchos conejos comerán menos durante 24 horas después de la cirugía, pero deben volver gradualmente a la normalidad en los próximos dos o tres días.

2. Algunos conejos tendrán heces inusuales durante un día o dos, incluyendo heces blandas, heces agrupadas y heces de forma irregular o pequeñas.

3. Si  el conejo está actuando se comporta como incómodo, está extremadamente letárgico, no come, no defeca o no se mueve el propietario deberá ponerse en contacto con el veterinario.

4. Tras la cirugía, se administraran analgésicos uno o más días, lo que ayudará a aliviar el malestar y acortar el tiempo de recuperación.

5. Por lo general, no es necesario el uso de un antibiótico después de una esterilización de rutina, aunque pueden ser prescritos  si el animal tenía otros problemas o si hubo complicaciones en el momento de la cirugía.

6. La gran mayoría de los conejos vuelven completamente a la normalidad dentro de cinco a siete días.

7. El beneficio de la esterilización, a largo plazo, compensará la incomodidad temporal después del procedimiento quirúrgico.

8. Cuando es castrada una coneja, se extirpan los ovarios, oviductos y útero (con frecuencia se extirpan ambos cuellos uterinos).

 

Alfredo Pérez Rivero.

www.hospitalveterinariotaco.es

Ref. Bibliográficas:

– Susan Brown, DVM, Midwest Bird & Exotic Animal Hospital (http://www.vin.com/Members/SearchDB/vp/vpa00489.htm?id=4951376)

– Redrobe S. Soft tissue surgery of rabbits and rodents. Semin Avian Exotic Pet Med. Vol 11 Issue 4 Pages 231-245.

– Vennen KM and Mitchell MA. Rabbits.  In: Mitchell MA and Tully TN. Manual of exotic pet practice. Saunders 2009: pp 375-405.

Alfredo Perez, Director de Hospital Veterinario Taco y Autor del libro: “Hepatologia clinica y cirugia hepatica en pequeños animales y exoticos“. Editorial servet 2012. Alicia Kabdur especializada en medicina interna y Oncología