Enfermedad felina de vías urinarias bajas (FLUTD)

Se refiere a un conjunto de signos: Orina con sangre, dificultad para orinar (suele confundirse con estreñimiento o dificultad para defecar), orinar/marcar en lugares inadecuados, obstrucción urinaria (este problema ocurre casi exclusivamente en gatos machos), lavado o lamido constante del orificio urinario. Pueden manifestarse uno o varios de éstos síntomas.

Si no tenemos en cuenta la edad, respecto a porcentajes de los distintos síntomas, destaca que en la mitad de ellos no se descubrirá la causa (lo llamamos cistitis idiopática felina). 1 de 5 gatos tendrá cálculos o piedras urinarias (más frecuente en hembras), sufrirá una obstrucción urinaria, tendrá infección urinaria, tendrá cáncer en las vías urinarias, habrá tenido algún traumatismo en las vías urinarias (por atropello, caídas, etc.) o tendrá cálculos urinarios e infección urinaria a la vez.

En gatos de más de 10 años de edad: la mitad tendrá infección de orina, 1 de cada 10 tendrá cálculos o piedras urinarias, un 17 % tendrá cálculos e infección urinaria a la vez, un 7%  tendrá obstrucción urinaria, un 3% tendrá cáncer de las vías urinarias y en un 5% no se encontrará la causa a pesar de múltiples pruebas (cistitis idiopática). Un 66% de los gatos tendrá cierto grado de fallo renal y un 5% de los gatos tendrá incontinencia urinaria.

En un estudio reciente en 302 gatos la frecuencia de FLUTD fue igual en todas las estaciones. El diagnóstico más frecuente fue la cistitis idiopática felina (FIC) (55,0%), seguido por una infección bacteriana del tracto urinario (ITU) (18,9%), tapón uretral (10,3%) y litiasis urinaria (7,0%). La obstrucción uretral fue significativamente más frecuente en los gatos con FIC que en gatos con infección del tracto urinario. Los gatos con FIC y tapones uretrales fueron significativamente más jóvenes y tenían un peso corporal significativamente más altos que los gatos con infección del tracto urinario y la neoplasia. FIC y tapones uretrales eran significativamente causa más frecuente de FLUTD en gatos menores de 10 años en comparación con los gatos que tenían 10 años o más (65,2% frente al 35,8% y el 13,3% frente al 3,0%), mientras que la incidencia de infección del tracto urinario y neoplasia aumentaron con la edad (12,9% vs. 41,8% y 1,0% vs. 13,4%). Conclusiones: FIC and UTI son los diagnósticos más frecuentes en gatos con FLUTD, con una diferencia significativa relacionada con la edad en la incidencia.

Autor: Alfredo Pérez Rivero.

Hospital Veterinario Taco.

www.hospitalveterinariotaco.es

Santa Cruz de Tenerife

Ref Bibl.

Veterinary Information Network.

Feline lower urinary tract disease in a German cat population. A retrospective analysis of demographic data, causes and clinical signs.Tierarztl Prax Ausg K Kleintiere Heimtiere. 2014;42 (4):231-9.

Alfredo Perez, Director de Hospital Veterinario Taco y Autor del libro: “Hepatologia clinica y cirugia hepatica en pequeños animales y exoticos“. Editorial servet 2012. Alicia Kabdur especializada en medicina interna y Oncología

Esta página web emplea tanto cookies propias como de terceros técnicas, para recopilar información estadística de su navegación por Internet y para mostrarle publicidad relacionada con sus gustos, así como para mejorar su experiencia de usuario. Al navegar por este sitio web, usted accede al empleo de estas cookies. Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar